Cómo cambiar una llanta: aprende con esta guía práctica

¿Se te averió una llanta en la carretera? ¿Dejaste el auto estacionado y encontraste el caucho vacío? En cualquier caso, cambiar el neumático te ayudará a ahorrar tiempo y dinero. Por esta razón, ten presente esta guía sobre cómo cambiar una llanta sin necesidad de tener conocimientos mecánicos.

Cómo cambiar una llanta
Mantén esta guía sobre cómo cambiar una llanta a la mano para cuando la necesites.

¿Cómo cambiar una llanta?

Identifica la avería

Muchas de las averías en las llantas pueden ser detectadas a simple vista: caucho rasgado, clavos o vidrios incrustados. Pero existe un sensor que te alerta para saber cuándo aplicar estos pasos sobre cómo cambiar una llanta antes de quedarte varado.

Hablamos del Sistema de Monitorización de Presión de Neumáticos (TPMS, por sus siglas en inglés) que viene incorporado en algunos vehículos. El sistema coloca una señal en el tablero. Esta alerta al conductor de que una o varias de las ruedas no tienen la presión de aire correcta (Fidalgo, 2015). Si esto ocurre, debes detener la marcha e inspeccionar tus llantas.

Las herramientas necesarias

Antes de mostrarte cómo cambiar una llanta, veamos las herramientas mecánicas y de seguridad que facilitan la tarea:

  • Gato mecánico o hidráulico
  • Llave de cruz
  • Linterna led de cabeza recargable
  • Triángulos o conos reflectores
Cómo cambiar una llanta
Asegúrate de tener el equipo correcto para cambiar una llanta.

Cómo cambiar una llanta en ocho fáciles pasos

Encuentra un lugar seguro para cambiar la llanta

¿Cómo cambiar una llanta? Si se te poncha el caucho en una curva. Avanza lentamente hasta que salgas y encuentres un camino recto. Luego estaciónate en la orilla, en un área plana, que no tenga pendientes.

Conducir con una llanta ponchada no solo causa daños irreparables en el neumático, también puede ocasionar accidentes de tránsito.

Asegura el vehículo con el freno de emergencia

Al estacionar el vehículo, debes asegurarte de poner la “P” de “Park” en la caja de cambios. Luego, levanta el freno de emergencia. Colocar un pedazo de madera en una rueda trasera brinda seguridad adicional. Tenlo presento cuando detengas el auto en una pendiente.

Toma las medidas necesarias

La mayoría de los incidentes de llantas ponchadas ocurren en las calles y carreteras. Es decir, mientras procedes a cambiar tus neumáticos es posible que transiten otros vehículos a tu alrededor. Éstos deben saber que tu vehículo está detenido. Para ese efecto, te recomendamos tomar las siguientes medidas:

  • Enciende las luces intermitentes.
  • Coloca un cono reflector detrás del carro, a 30 metros de distancia si la vía es de un solo sentido. Si es de doble sentido, entonces coloca un cono delante y otro detrás, a la misma distancia (Rivera Pérez, 2010).
  • Nunca utilices una llanta en lugar de los conos reflectores.

Afloja las tuercas de la llanta

Los siguientes pasos que explican cómo cambiar una llanta son muy sencillos. Primero, debes aflojar las tuercas del neumático con la llave de cruz. Pero solo aflójalas, no las remuevas por completo. 

Coloca el gato correctamente

La mayoría de los gatos mecánicos que proporcionan los fabricantes tienen una abertura en la base. Debes colocar el gato en la orilla del chasis, cerca de la llanta que se va a cambiar. Así te aseguras de que el filo del chasis quede dentro de la abertura del gato. Ahora, eleva el gato hasta que la llanta se despegue de la superficie. 

Cómo cambiar una llanta
Colocar el gato correctamente es uno de los pasos más importantes por tu seguridad y la de tu auto.

Retira la llanta averiada y coloca el neumático de repuesto

¿Cómo cambiar una llanta averiada correctamente? Ahora sí puedes retirar todas las tuercas de la llanta. Saca la llanta y coloca el neumático de repuesto. Después, coloca las tuercas, pero todavía no las aprietes.

Baja el gato y aprieta las tuercas

Ya estas terminando. Gira la manija del gato en dirección opuesta, hasta que lo bajes por completo. Ahora sí puedes apretar las tuercas.

Limpia el área y conduce con cuidado

Si leíste los pasos anteriores, ya sabes cómo cambiar una llanta. Ahora introduce las herramientas mecánicas en tu vehículo. Conduce con cuidado, recuerda que andas con una llanta de repuesto. Ten en cuenta que estos neumáticos no están diseñados para rodar a más de 80 kilómetros por hora (TrendyDrivers, s. f.). Además, lleva la llanta averiada al taller automotriz lo antes posible.

Ya te mostramos cómo cambiar una llanta correctamente. Te recomendamos que guardes esta guía en la sección de favoritos de tu navegador y la consultes cuando tengas el percance.

Referencias bibliográficas

Relacionados

Viaje en carretera: Qué debes revisar en tu coche
Ver más
Manejar en carretera: Consejos para viajes seguros
Ver más
Cómo cuidar tu coche durante la primavera
Ver más
Garantía en autos seminuevos: propuesta de valor para el cliente
Ver más